Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Ejercicios de meditación para niños
Actividades
542 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Ejercicios de meditación para niños
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
3.7
(3 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Desde hace unos años se considera que la meditación puede ser muy beneficiosa para los niños. Meditar es enfocar la atención en algo concreto, ya sea un pensamiento, un objeto, el propio cuerpo o nuestros pensamientos.

Practicar la meditación con niños implica realizar multitud de actividades en las que los niños están enfocando su atención en su respiración, en algo que están viendo, en algo que están haciendo… con el objeto de, en primer lugar, calmar la mente.

Beneficios de la meditación

Entre los muchos beneficios que los expertos creen que puede tener la meditación podemos citar los siguientes:

1. Mejora el aprendizaje, la atención y el rendimiento académico.

2. Les ayuda a concentrarse mejor e ignorar las distracciones.

3. Les ayuda a regular sus emociones, a combatir la ansiedad y a encontrar la tranquilidad y el equilibrio.

4. Desarrollan la empatía y las relaciones sociales.

Ejercicios de meditación

Para practicar meditación con niños hay que poner en marcha una serie de ejercicios en las que los niños concentrarán toda su atención en su respiración y no se distraigan continuamente.

Por ejemplo se intentará hacer con los niños ejercicios divertidos y que capten su atención como sentarse con las manos en la tripa y ver cómo sube y baja con la respiración, observar sentados cerca de una ventana cómo cae la lluvia o contar respiraciones mientras cuentan piedrecitas.

Ahora mismo en todo el mundo hay muchos colegios que han incorporado la meditación en sus aulas con buenos resultados. En estos centros primero preparan a los profesores para que dominen la meditación y la apliquen a sus clases. Luego planifican actividades adecuadas para los niños que tienen en el aula según su edad y sus necesidades.

En cuanto al tiempo que se debe dedicar a la meditación en el aula con los niños, lo mejor es encontrar cada día una rato a meditar aunque no sea más que diez o quince minutos. Si los niños la practican todos los días pronto veréis los primeros resultados y seguro que os sorprenderán.

Para hacer los ejercicios es bueno tener colchonetas para que los niños se sientan cómodos y puedan sentarse o tumbarse en el suelo.

Os recomendamos empezar la meditación con niños con ejercicios sencillos como los dos siguientes:

1. Permanecer quietos como una rana. Se trata de mantener a los niños imaginando que son ranas. Los niños se tienen que concentrar en respirar y que su tripa se llene. Durante un rato se concentrarán en estar quietos mirando como su barriga se abulta y luego cuando soltamos el aire se hunde.

2. Yo recuerdo. Se trata de que los niños se tumben o se sienten e intenten recordar cinco cosas que ven de camino al colegio. Luego se lo contarán a sus amigos cuando abran los ojos.

Animaros a empezar cuanto antes y descubriréis los grandes beneficios de la meditación para los niños.

COMENTARIOS: