Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Los niños y el contacto con la naturaleza
Actividades
2384 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Los niños y el contacto con la naturaleza
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
2.8
(9 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Aunque hay familias que están volviendo por diversos motivos al entorno rural en los que estar en contacto con la Naturaleza es fácil, lo cierto es que la mayoría de los niños viven en entornos urbanos y el tiempo de ocio está relacionado con muchas actividades, aunque no habitualmente con el entorno natural, a menos que sus padres tengan esa clara intención. Sin embargo, es realmente educativo acercarse a conocer y vivir el entorno natural, para evitar que nuestros hijos crean que la leche nace en los bricks.

Algunas opciones

Los niños pueden empezar su contacto y conocimiento de la Naturaleza empezando por pequeñas excursiones que podemos hacer los fines de semana o en verano, adecuando los trayectos a sus posibilidades.

También los colegios organizan actividades extraescolares relacionadas con el medio ambiente, y los ayuntamientos y los gobiernos autonómicos organizan actividades. Otra de las opciones que podemos elegir son los talleres que organizan los museos, los jardines botánicos o los zoos que existan en cada ciudad. Las posibilidades son muchas. En estas ocasiones tienen mucha más libertad de movimientos para descubrir, para aprender para desarrollar su curiosidad que en las aulas y perciben el valor del respeto por lo natural y por la ecología, especialmente si es uno de los valores que queremos transmitir a nuestros hijos.

Disfrutar la Naturaleza en familia

Una de las actividades que más les gustará son los paseos y las excursiones para disfrutar la Naturaleza en familia. Son una estupenda ocasión para estimular su curiosidad y los sentidos del olfato, el oído, el tacto... Los niños además tienen una capacidad extraordinaria para conectar con todo lo que ven y tocan, es un espacio de libertad y de aventura.

Podemos recolectar con ellos ramas, hojas de los árboles, conchas, flores y plantas y hacer con todo ello un sencillo collage natural del que poder sentirse orgulloso cuando lo vea colgado en algún lugar de casa o lo regale a sus abuelos. Retarles a pequeñas competiciones: carreras, saltos, caminar... para facilitar su desarrollo físico. Enseñarles las diferencias entre los distintos árboles, plantas y flores; los colores que nos rodean, los diferentes sonidos de los animales...

Casi sin que se den cuenta estaremos fomentando una vida sana, una afición al entorno natural y el respeto por el medio ambiente.

COMENTARIOS: