Alimentación
1332 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Cómo utilizar el sacaleches
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
3.3
(8 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

En el periodo que dura la lactancia materna, vosotras las mamás, podéis veros en situaciones que no os permiten amamantar a vuestros bebés, ya sea porque estáis separados, porque al bebé le cuesta sacar la leche por sí solo, porque sufrís alguna dolencia como el agrietamiento de los pezones, etc…, o bien, porque producís más leche de la que el bebé puede tomar y necesitáis extraerla de alguna manera para evitar dolencias. 

Es en estos casos, en los que el sacaleches se convertirá en vuestro gran aliado. No obstante, debéis saber que la extracción de leche materna requiere de experiencia, y aunque es posible que las primeras veces no consigáis los resultados esperados, no debéis desanimaros, ya que con el paso del tiempo os resultará cada vez más fácil y rápido de hacer.

Así pues, os aconsejamos que cuando vayáis a sacaros la leche, lo hagáis en un lugar cálido, cómodo y alejado de distracciones, y además, si es posible, tengáis a mano una foto o alguna prenda u objeto que sean de vuestro bebé, ya que os ayudarán a estimularos mejor y os sentiréis como si estuvieras dando de mamar a vuestro bebé.

Ahora bien, ¿cómo debes utilizar el sacaleches?

1. Lávate bien las manos antes de tocar el sacaleches, el cual, debe estar siempre esterilizado al igual que los recipientes que vayas a utilizar para almacenar la leche. Si fuera necesario, aséate también los senos con un jabón que no altere el pH de tu cuerpo y sécalos con una toalla suave y limpia que no deje pelusas.

Es aconsejable darse unos masajes circulares alrededor del pecho, ya que hará que la leche vaya bajando hacía el pezón, facilitando así la extracción.

2. Monta el sacaleches según las instrucciones del fabricante y colócatelo en el pecho, colocando el pezón centrado en el embudo.

3. Comienza con succiones cortas y rápidas, estimulando así la bajada de la leche. A los pocos minutos notarás que el pecho se endurece y verás que empiezan a salir las primeras gotas.

4. Ahora es el momento de realizar succiones más largas y continuadas, sin dejar de hacerlo hasta que la cantidad de leche disminuya.

5. Cambia de pecho y realiza los mismos pasos que con el anterior.

No debes sentir dolor al realizar la extracción de leche, si es así, es posible que lo estés haciendo mal o que el sacaleches no sea el indicado para tus pechos.

En caso de que quieras producir más leche, será aconsejable utilizar el sacaleches cada 3-4 horas, siguiendo las dosis normales que se le dan al bebé y pudiendo espaciarlo hasta 6 horas durante la noche.

Etiquetas: lactancia, sacaleches
COMENTARIOS: