Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Consejos para una cena saludable en familia
Alimentación
879 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Consejos para una cena saludable en familia
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(2 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Después de las largas jornadas  de trabajo diario para los niños y los padres es siempre una buena idea realizar una cena en familia. Para preparar estas cenas tenemos que tener en cuenta lo que ha comido cada miembro de la familia para no repetir el menú.

Los niños suelen comer en el colegio y los padres cerca de su lugar de trabajo por lo que cenar en familia es muy importante para hablar de lo que nos ha ocurrido durante el día. Estas cenas son una buena ocasión para saber qué les preocupa a nuestros hijos y para pasar un rato diario en familia.

Tiene que ser una cena ligera y la tenemos que programar a una hora temprana para que los niños se puedan ir pronto a dormir y para que puedan hacer una digestión tranquila.

 

Una cena ligera

Por la noche es importante tomar alimentos que se digieran bien y que nos permitan una fácil digestión. Podemos plantear una cena a base de pollo, pescado, verdura, pasta o arroz.

De vez en cuando, por ejemplo un día a la semana que puede ser los viernes, podemos tomar comida rápida como pizza, hamburguesas o perritos calientes en casa o en algún local cercano.

Debemos evitar comidas pesadas como pueden ser las legumbres o platos muy elaborados. Y debemos aprovechar para introducir aquellos alimentos que no incluye el menú escolar o los que consideramos que a nuestros hijos les van a venir mejor como las verduras.

 

Tener en cuenta las comidas

Si no queremos repetir los menús de la comida tenemos que preguntar a todos los miembros de la familia lo que han comido. Podemos poner en nuestra nevera con un imán los menús de la comida de los niños en el colegio para no confundirnos.

No es imprescindible tomar dos platos sino que podemos inventar platos combinados más cómodos para la cena como pescado con ensalada o pollo con patatas. Como postre para los niños podemos intentar que tomen un vaso de leche caliente.

 

Cenar temprano y sin prisas

Lo mejor es cenar dos horas antes de ir a la cama para que nos dé tiempo a toda la familia de hacer la digestión. Si no la hemos hecho seguro que nuestros hijos descansarán mal.

Para ello es importante que los niños merienden a la salida del colegio o en cuanto lleguen a casa porque si no será complicado cenar pronto.

Si lo establecemos como una costumbre, será una forma estupenda de establecer un momento del día para establecer comunicación con nuestros hijos. Una cena saludable es la mejor idea para disfrutar de la familia y para comentar todo lo que nos ha ocurrido durante el día.

COMENTARIOS: