Alimentación
161 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
¿Los niños pueden beber té?
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(2 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Los amantes del té se habrán preguntado alguna vez “¿podría darle té a mis hijos?”. Bueno, en primer lugar, el té contiene teína, la cual es la misma sustancia que la cafeína, es decir, un excitante. Dicho producto no se tolera igual por un adulto que por un niño, ya que provoca un leve estado de nervios y puede llegar incluso a causar insomnio. 

El té es, además, una sustancia muy diurética, y un consumo excesivo de ésta podría provocar deshidratación. Por estos motivos, no se recomienda que los menores de 10 años tomen té, sea de la variante que sea. Por otro lado, el chocolate y los refrescos también contienen cafeína. Ya es decisión de cada padres determinar la cantidad de ésta que pueden tomar sus hijos, y siempre se puede recurrir al consejo médico.

Entonces, ¿son estos productos mejores para los niños que el té? La respuesta es meramente sociocultural: las bebidas excitantes como el té o el café se asocian a los adultos, mientras que el chocolate y los refrescos siempre se han aprobado para los niños a pesar de que llevan el mismo componente estimulante y que, por sus otros componentes calóricos y químicos, serían quizá menos recomendables.

Algunos dicen que los niños pueden beber (de vez en cuando, sin que se convierta en un hábito) tipos de tés más bajos en cafeína, como el té verde, o mejor aún, infusiones de fruta o rooibos, ya que no tienen cafeína.

El rooibos es una infusión muy saludable hecha a partir de una planta africana llamada aspalathus linearis Entre sus propiedades podemos enumerar:

  • Ayuda a prevenir alergias.
  • Alivia los dolores de barriga.
  • Combate problemas digestivos.
  • Es relajante, por lo que ayuda a dormir y a mitigar el estrés.
  • Ayuda a perder peso.
  • No contiene cafeína.
  • Es la única fuente conocida de aspalathin, un fuerte antioxidante que podría jugar un papel muy importante en el desarrollo de curas para varias enfermedades.
  • Bajas cantidades de taninos, los cuales interfieren en la asimilación del hierro y están más presentes en el té.
COMENTARIOS: