Alimentación
450 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Los potitos: factores a favor y en contra
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(1 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Muchos padres y madres prefieren alimentar a sus hijos con purés caseros antes de con los potitos que encontramos en el mercado. Pero no pasa nada si alimentamos de vez en cuando a nuestros hijos con potitos. Estos alimentos son recomendables cuando salimos de casa o cuando por motivos de tiempo no hemos podido hacer la comida.

Los padres tienen que estar tranquilos porque en la actualidad los potitos de todas las marcas que hay en el mercado son totalmente seguros para la alimentación de nuestro bebé. Hay que tener en cuenta que la comida industrial para bebés pasa en la actualidad estrictos controles y no puede contener ningún ingrediente que pueda dañar a tu hijo.

Cuando vamos a comprar un potito al supermercado o la farmacia, tenemos que buscar entre los productos del mercado que están indicados a su edad. No debemos darles potitos indicados para una edad mayor o menor de la que tiene nuestro hijo. Lo ideal es escoger potitos cuya composición e ingredientes se parezcan a la papilla que tú prepararías en casa.

 

Ventajas de los potitos

Los potitos tienen algunas ventajas frente a las papillas tradicionales que podemos hacer en nuestra casa, que debemos valorar cuando vamos a comprarlos para nuestro bebé:

• Sus ingredientes y composición se escogen en función de la edad del bebé garantizando que recibe los nutrientes necesarios para cada etapa de su desarrollo.

• Son totalmente seguros para los bebés ya que siguen todos los estándares de calidad. No nos tenemos que preocupar porque contengan sustancias perjudiciales para la salud del niño.

Pueden ahorrarte tiempo en el día a día porque no tenemos cocinarlos. Solo hay que calentarlos y dárselos a nuestro hijo.

• Resultan una buena opción para comidas fuera de casa porque son fáciles de calentar.

 

Inconvenientes de los potitos

Los potitos también tienen algunas desventajas que también tenemos que conocer:

• Si haces en casa la papilla puedes escoger no utilizar determinados aditivos como el azúcar, la sal o las especias.

• La papilla casera suele ser más barata que los potitos. Además puedes elegir los productos personalmente y sabes lo que contiene seguro la papilla.

• Algunos expertos dicen que algunas marcas tienen muy poca grasa por lo que tendríamos que añadir aceite para complementar su comida.

• También dicen que algunos echan caldo o sal para potenciar el sabor del potito y que el niño se lo coma. Los potitos no suponen ningún riesgo para la alimentación de nuestro bebé y en algunas ocasiones nos pueden resultar muy cómodos.

COMENTARIOS: