Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Cómo tratar las paperas en niños
Salud
506 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Cómo tratar las paperas en niños
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
3.4
(5 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Las paperas son una enfermedad de carácter infeccioso cuya característica es la inflamación de las glándulas salivales o parótidas. El virus que las causa se llama paramixovirus. Las paperas son una enfermedad repentina que se propaga por el aire y por contacto. El riesgo de contagio es muy alto desde uno o dos días antes de la inflamación de las glándulas hasta cinco días después.

Sus principales síntomas son:

  • Inflamación de las glándulas salivales.
  • Inflamación de las glándulas parótidas, situadas sobre la curva del maxilar.
  • Tos o mucosidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general y leve fiebre.
  • Infección pulmonar.

Tratamiento a seguir:

  • Aislamiento: la enfermedad, como ya hemos dicho, es muy contagiosa y es mejor mantener al afectado lejos de los demás mientras se combate el virus, especialmente fuera del contacto con bebés y niños pequeños. En los varones, la enfermedad puede afectar a los testículos y el escroto.
  • Gracias a las vacunas, en los países desarrollados las paperas en la infancia son muy raras. La mayoría de los casos se dan entre los que jamás han recibido vacuna alguna o entre quienes no recibieron la de refuerzo.
  • Hidratación.
  • Control de la fiebre. (No administrar aspirina)
  • Dado que no existe un tratamiento específico contra las paperas, lo único que podemos hacer es que el niño se sienta cómodo mediante el uso de antitérmicos, antiinflamatorios y aplicar frío local.
  • Dieta blanda.
  • Se recomiendan las gárgaras con agua templada con sal.

Hay casos en los que es conveniente la atención médica:

  • Si la fiebre dura más de tres días.
  • Si la inflamación se prolonga más de una semana y se vuelve más dolorosa.
  • Convulsiones o cambios drásticos en las capacidades motoras.
  • El dolor no se calma con ningún medicamento.
COMENTARIOS: