Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Soy mamá, ¿y ahora qué?
Familia
1052 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Soy mamá, ¿y ahora qué?
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(9 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Los niños imitan a los adultos, especialmente en los primeros años de vida. Pero siempre les observarán y estarán pendientes de cómo reaccionan, de lo que dicen, de cómo piensan... Muchos padres son conscientes de ello, y su responsabilidad les lleva a pensar que siempre deben dar buen ejemplo. Es un deseo necesario para educar y formar, sin el ejemplo de los padres, cualquier proceso educativo andará cojo. Pero querer dar ejemplo no puede llevarnos a querer ser siempre ejemplares. Los padres tienen defectos y cometen errores como todos.

Ser padre, o madre no es ser madre o padre teóricamente perfectos, o políticamente correctos a todas horas. En muchas ocasiones seremos padres y madres en apuros.

Cada madre es única

Lo cierto es que a ser madre se aprende cada día y a cada momento. Por lo que las teorías generales, en principio válidas, podrán cambiar cuando las aplicamos a nuestro caso particular. Si no hay una persona igual a otra, tampoco un niño es igual a otro. No nos sintamos encorsetados a la hora de aplicar recetas educativas.

Las madres tienen un instinto especial para saber detectar las necesidades y los sentimientos de sus hijos. Por lo general empatizan más con ellos y gozan de una sensibilidad que les facilita encontrar remedios y soluciones a las diferentes situaciones.

Una de las preocupaciones de cada madre será ser una buena madre, y muchas personas tratarán de ayudarla en esta tarea, a veces ingente y que parece que nos sobrepasa. Es muy positivo escuchar consejos de otras madres, de las abuelas, de las amigas... Y acudir a fuentes fiables: instituciones educativas, asociaciones de padres, profesionales... no dejemos de acudir allí donde nos puedan ayudar.

Pero si observamos que los consejos no encajan del todo en nuestra situación, apliquemos nuestro instinto y nuestra intuición. Nadie como las mamás entienden a sus hijos si les dedican la atención y observación necesarias. Aun así, es necesario seguir informándose, la tarea de ser madre y de formar personas, requiere ponerse al día y estar al tanto de muchas cosas que pueden influir en la educación de nuestros hijos: corrientes educativas, asignaturas escolares, contenidos en los medios de comunicación, avatares de la vida, salud, familia, equilibrio emocional...

La tarea es muy amplia, pero dedicarse a ella con pasión y cariño da plenitud a nuestra vida.

COMENTARIOS: