Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
En qué consiste la Inmadurez Capilar
Salud
2462 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
En qué consiste la Inmadurez Capilar
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
3.8
(4 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Algunos bebés, en sus primeros días de vida, muestran un color azulado tanto en sus manos como en sus pies, y por norma general, esto suele venir acompañado de una temperatura baja en dichas zonas, algo que suele preocupar mucho a los padres.

Sin embargo, esto no debe preocuparnos en exceso, ya que es totalmente normal en algunos bebés durante los primeros días. Este fenómeno es lo que se conoce como Inmadurez Capilar.

• Qué es la Inmadurez Capilar

Pues bien, tal y como se ha explicado antes, la Inmadurez Capilar se caracteriza por que el bebé presenta un color azulado o violáceo en sus manos y pies durante los primeros días de vida. Esto es así, porque su sistema circulatorio aún no es capaz de llevar la suficiente sangre a las partes que están más distales del corazón, las manos y los pies, y por lo tanto en esas partes del cuerpo el bebé no presenta el color rosado que todos los padres esperan ver en su bebé.

A pesar de ello, esto no debe ponernos en alerta, ya que pasados unos días, cuando su sistema circulatorio funcione mejor, llegará la cantidad de sangre adecuada a todas las partes de su cuerpo, mostrando ya el color habitual en los bebés.

• Qué hacer ante la Inmadurez Capilar

Dado que el color característico en manos y pies de la Inmadurez Capilar suele venir acompañado de una temperatura fría en dichas partes del cuerpo, uno de los principales errores que suelen llevar a cabo los padres es ponerle más ropa al bebé o taparlo con una mantita extra.

Este síntoma de manos y pies fríos es algo normal y está relacionado con la circulación, la cual, en las zonas más alejadas del corazón no es tan eficiente como en aquellas que sí lo están, provocando que la temperatura en dichas zonas tengan una temperatura menor a la del resto del cuerpo. Además, como los bebés no suelen emplear las manos y los pies, esto también provoca que su temperatura sea menor.

En estos casos, no hay que pensar que el niño tiene frío y necesita más ropa de la que ya tiene, bastará con ponerle unos calcetines más gordos en vez de un jersey extra. A este respecto, y con el fin de saber si un bebé tiene frío o no, o incluso si está sudando, será suficiente con tocarle la nuca, ya que ésta junto a las axilas, son las partes más calientes de su cuerpo.

COMENTARIOS: