Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
El primer día de playa con tu bebé
Actividades
1900 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
El primer día de playa con tu bebé
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(2 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Nada mejor que disfrutar de la playa y el mar para refrescarnos en los días calurosos del verano. Sin embargo, si pensamos acudir con un recién nacido o con un bebé de 1 año o menos, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones, las cuales, evitarán que el pequeño pueda sufrir cualquier tipo de percance.

• Horarios para los bebés en la playa

Los bebés menores de 6 meses no deben pisar la playa, ya que no se les debe exponer nunca a un sol directo de tanta intensidad, debido a que pueden sufrir quemaduras severas en la piel, la cual, como todo el mundo sabe, es muy fotosensible.

Si nuestro bebé tiene más de 6 meses, ya será posible acudir a la playa con él, pero en unos determinados horarios.

En este caso, los horarios ideales serían de 9 a 10:30 de la mañana y a partir de las 17 horas, de este modo, nos aseguraremos de que no recibe los rayos de sol más dañinos del día, además de que podrá disfrutar de una temperatura menos bochornosa y más fresca.

• Cuidados básicos de los bebés en la playa

Los niños pequeños suelen disfrutar mucho jugando con la arena, sin embargo, deberemos procurar que en todo momento se encuentre bajo la sombrilla. Además, el hecho de que la arena refleje la luz solar, obligará a que el bebé siempre esté vestido con una camiseta de algodón y una gorra, para que de este modo, esté protegido ante cualquier posible reacción alérgica o golpe de calor.

En este caso, dicha ropa deberá ser de color claro, de tejido ligero y transpirable, de tal modo que se evite incrementar la temperatura corporal del pequeño.

Es necesario disponer de crema protectora especial para bebés, la cual, deberá tener un factor de protección superior a 30 y ser resistente al agua. En este caso, deberemos asegurarnos de que se la extendemos correctamente por todas las partes del cuerpo, unos 30 minutos antes de acudir a la playa.

A este respecto, conviene realizar una pequeña prueba de tolerancia a la crema protectora, aplicando una pequeña cantidad en la cara interna del antebrazo y observando si produce algún tipo de reacción.

Por último, deberemos asegurarnos de que nuestro pequeño esté en todo momento correctamente hidratado, para lo cual, llevaremos siempre con nosotros un biberón o una botellita con agua, que podremos transportar en una nevera portátil, para así mantenerla fresca en todo momento.

COMENTARIOS: