Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Pilates durante el embarazo
Actividades
1200 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Pilates durante el embarazo
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
4
(8 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Seguramente hayas oído hablar del Método Pilates en tu círculo de amigas, pero nunca te has atrevido a probarlo. Pues bien, si estás en los primeros meses de tu embarazo y quieres encontrarte a ti misma, te animamos a que lo pruebes bajo la recomendación y supervisión de un médico o especialista.

Durante el embarazo experimentarás muchos cambios en tu cuerpo, tanto psicológicos como físicos, ya que además de perder elasticidad es difícil mantener una postura correcta, debido a que tu centro de gravedad se ve desplazado según avanza el embarazo.

Por todo esto, es aconsejable realizar algún tipo de ejercicio ligero que te ayude a contrarrestar estos cambios, ya sea antes y después del parto, y qué mejor manera que realizar Pilates, cuyos ejercicios están destinados a mejorar la flexibilidad, fortalecer la musculatura, y controlar la respiración, haciéndote más consciente de todo lo que pasa en tu cuerpo.

Has de saber que con el embarazo, los músculos de tu pared abdominal se estiran como consecuencia del crecimiento de tu bebé, lo que provoca que éstos se debiliten, exponiéndote más fácilmente a padecer dolor de espalda o en la pelvis. Esto no debe preocuparte, ya que tú misma puedes fortalecer tu suelo pélvico realizando el famoso ejercicio de Kegel, lo que evitará la incontinencia propia del embarazo al toser y estornudar.

Si realizas Pilates durante el embarazo estarás beneficiándote a ti misma en los siguientes aspectos:

- Fortalecerás la pared abdominal, lo que te ayudará durante el parto.

- Conseguirás disminuir la curvatura de la zona lumbar provocada por el crecimiento de la barriga.

- Tonificarás los músculos de tus piernas, mejorando tu circulación sanguínea.

- Fortalecerás los músculos de tus brazos, ayudándote a conseguir una buena postura provocada por el aumento de los senos.

- Te ayudará a ser consciente de tu propia respiración, lo que de cara al parto, te servirá para controlarla y estar más relajada, pudiendo llegar a reducir el tiempo del parto y evitando en algunos casos las cesáreas.

Por último, recuerda que el Método Pilates podrás llevarlo a cabo también después del parto.

COMENTARIOS: