Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Cómo evitar los celos ante la llegada de un hermanito
Familia
3287 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Cómo evitar los celos ante la llegada de un hermanito
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
2.6
(12 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Los celos son un sentimiento normal ante la llegada de un nuevo hermanito. Los niños, hasta ese momento, han recibido toda la atención de vosotros, y ahora no entienden, o más bien, no quieren que se produzca ningún cambio en eso, ven que ahora vuestro cariño y atención se reparte entre dos y ello le provoca frustración. Antes de enfadaros con él y montar en cólera, poneros en su situación para entender lo que sienten.  

Ante esta situación, encuentran en la figura de su hermano el culpable de todo. Y como no son capaces de manejar sus sentimientos, dada la complejidad del asunto, cargan contra él. Estos celos, en un primer momento, pueden aplacarse haciéndole partícipe en el proceso. Es decir, mostrando lo importante qué es, ya que su hermanito necesita de su ayuda, tiene que cuidarle y vigilarle. En este momento, se siente fuerte e importante. 

No os asustéis: si durante este periodo de adaptación a su nuevo rol en la familia manifiesta conductas regresivas, como por ejemplo volver a hacerse pis en la cama, es una fase normal. Con esto, está intentando volver a ocupar el lugar que ahora tiene su hermano. No le castiguéis, debéis ayudarle a entender qué significa ser el hermano mayor. No deberíais disminuir el tiempo que le dedicabais, puesto que así, reforzará su convicción de que no le queréis. Tratad la situación con mucha paciencia y diálogo, y veréis que con calma “las aguas vuelven a su cauce”... al menos por el momento. 

El problema vuelve a surgir cuando el hermano pequeño empieza a adquirir autonomía,  comienza a decir sus primeras palabras, a andar... En ese momento, se puede volver peligroso, si ve en su hermano un rival. Tenéis que intervenir, explicarle la situación, como él su hermano crece. Además, es bueno que dediquéis el mismo tiempo a los dos, incluso al hermano mayor, le podéis hacer participe en los aprendizajes del pequeño, por ejemplo al montar en bici, pintar... Pasar tiempo con ellos y que ellos lo pasen entre ellos, hará que se forme una piña. 

Y tener siempre presente que discutir, discutirán, ¡sino no serían hermanos!

Etiquetas: celos, consejos, hermanos
COMENTARIOS: