Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Seguridad del bebé en el coche: normas a tener en cuenta
Familia
978 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Seguridad del bebé en el coche: normas a tener en cuenta
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(2 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Los sistemas de retención infantil (SRI) son aquellos dispositivos que permiten a los bebés y niños viajar de forma segura dentro de un vehículo. Hasta que tengan 12 años o midan 1,35 m de altura, la ley exige emplear estos sistemas en sus desplazamientos.

En el caso de los bebés, hasta los 2 años, la cabeza es significativamente más grande respecto al resto del cuerpo, de modo que su columna, especialmente el área cervical, requiere de una protección especial.

En este sentido, cabe mencionar que si los sistemas de retención infantil son utilizados adecuadamente, son capaces de reducir hasta en un 75% el riesgo de lesiones.

• Recomendaciones generales de seguridad

Veamos a continuación algunas de las recomendaciones generales que deben aplicarse cuando el bebé sea transportado en un vehículo.

- Es recomendable que los niños viajen en el sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible, preferiblemente hasta los 4 años.

- El airbag debe estar siempre desactivado, siendo especialmente importante si el bebé viaja en sentido contrario a la marcha.

- El sistema de seguridad infantil debe utilizarse en todo momento, incluso en aquellos trayectos que sean cortos.

- El cinturón o los arneses de sujeción nunca deben ir retorcidos o doblados.

- La cabeza del niño nunca debe sobresalir por encima del respaldo de la sillita. Si esto sucediese, indicaría que es momento de cambiar a los sistemas de retención para niños más grandes.

• Recomendaciones para elegir un SRI

Veamos a continuación qué elementos deben tenerse en cuenta a la hora de adquirir un sistema de retención infantil.

- La silla deberá estar homologada, por lo tanto, buscaremos la etiqueta con la “E” que nos indicará para qué vehículos es válida y el peso de los niños que pueden utilizarla.

- Prueba la silla que estés pensando adquirir para tu bebé y valora su comodidad y adaptación, asegurando de este modo, que acepte ir anclado.

- Comprueba que la silla se adapta perfectamente al asiento de tu vehículo y a los cinturones de seguridad.

- Solicita que te expliquen las instrucciones de instalación y valora positivamente las que resulten más sencillas.

- Si tu vehículo lo incluye, el sistema de anclaje ISOFIX es el más seguro y práctico. Además, garantiza una sujeción correcta.

• Recomendaciones en la sujeción de un SRI

Veamos ahora cómo debe ser una sujeción adecuada en los sistemas de retención infantil (SRI).

- En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y pegada al pecho, mientras que la banda central ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

- Si la cinta del hombro se encuentra a la altura del cuello o pasa debajo del mentón, el niño debe seguir empleando un asiento elevador. Nunca deberá ir con la banda debajo del brazo o detrás de la espalda.

- El asa forma parte de la seguridad de la silla, por lo tanto, es importante colocarla según las instrucciones del fabricante. Además, el cinturón o arnés de sujeción debe quedar ajustado y sin holguras, para que el bebé esté cómodo pero perfectamente protegido.

Siguiendo estas recomendaciones, garantizaremos la correcta sujeción del pequeño.

COMENTARIOS: