Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Cuidados y atenciones de un bebé prematuro
Salud
1983 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Cuidados y atenciones de un bebé prematuro
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(2 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Un bebé recién nacido requiere de muchos cuidados y atenciones, pero cuando se trata de un bebé prematuro, éstos deben extremarse todavía más, siendo necesario proporcionarle al pequeño unos cuidados específicos y un estrecho seguimiento médico, durante al menos, su primer año de vida.

Un bebé es considerado prematuro cuando éste nace antes de las 37 semanas de gestación, y su peso y tamaño no son los adecuados para comenzar a vivir fuera del útero materno. Es por esto que se aconseja que los primeros días de vida los pase en una incubadora, la cual, simulará el vientre materno y le ayudará a activar aquellas funciones vitales que en el momento de nacer no puede satisfacer por sí mismo.

Sin embargo, y aunque el bebé prematuro permanezca en la incubadora durante unos días, la madre debe amamantar a su pequeño para proporcionarle todos los nutrientes que necesita, los cuales, se encuentran en la leche materna.

• Cuidados que se le han de proporcionar a un bebé prematuro

Cuando el bebé prematuro ya presente las condiciones adecuadas para irse a casa, los padres deben tener en cuenta una serie de aspectos para evitar complicaciones serias en la salud de su hijo.

- Las condiciones del hogar. Los virus y las bacterias están presentes en casi todos los rincones, por lo que será aconsejable limpiar e higienizar la casa de manera constante para evitar que el bebé entre en contacto con ellos.

- La temperatura. Dado que el bebé prematuro aún no tiene la capacidad de regular su temperatura corporal, es muy importante no someterlo a cambios bruscos de temperatura, siendo lo idóneo que ésta se mantenga entre los 21 y los 24oC.

- El sueño. Se aconseja que el bebé duerma en un colchón “duro” y boca arriba, salvo que el médico estime oportuna otra postura, dejando sus bracitos por encima de las sábanas. Hay que tener en cuenta, que un bebé puede llegar a dormir 16-18 horas, pudiendo extenderse este tiempo en los prematuros.

- El peso. Es fundamental controlar el peso día a día para asegurarse de que el bebé prematuro crece de forma saludable. La cantidad de gramos que adquiera, variará según su talla, edad gestacional y salud.

- Las visitas. Durante los primeros días en el hogar, lo más recomendable es que el bebé prematuro sólo se socialice con el núcleo familiar, y a lo largo de los meses, comience a conocer gente. Será fundamental que las visitas no presenten ningún tipo de infección que pudieran contagiar al pequeño, y al igual que sus padres, deberán lavarse las manos con un jabón de pH neutro antes de tocarlo.

COMENTARIOS: