Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Pros y contras de la vacunación infantil
Salud
4931 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Pros y contras de la vacunación infantil
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(2 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Según el Calendario Vacunal de cada Comunidad Autónoma, se ha de vacunar a los bebés de ciertas enfermedades a diferentes edades, pudiendo administrarse otras vacunas fuera del calendario si los padres lo desean, pero con un coste económico.

Las vacunas infantiles es uno de los temas más discutidos entre los padres, ya que se han formado debates sobre los beneficios y perjuicios de vacunar al pequeño, algo que llega a preocupar mucho a los padres. Dadas estas circunstancias, lo más seguro es que se presenten dudas sobre qué hacer al respecto, por ello, lo más recomendable es conocer tanto los pros como los contras de las vacunas infantiles.

• Pros de las vacunas infantiles

Uno de los puntos a favor de las vacunas infantiles, es que éstas han conseguido reducir enormemente la mortalidad infantil, evitando enfermedades que pudieran desembocar en un trágico desenlace para los más pequeños.

Gracias al hecho de la vacunación infantil, se pueden prevenir enfermedades peligrosas cuando el niño aún es vulnerable a ellas, que de no hacerlo, podrían derivar en otras enfermedades más graves. Además, con la vacunación se ayuda a incentivar el funcionamiento del sistema inmunológico del pequeño.

A este respecto, si la mayoría de la población fuese vacunada, se podrían erradicar ciertas enfermedades a nivel regional e incluso, mundial.

• Contras de las vacunas infantiles

No todas las personas reaccionan igual ante la administración de una vacuna, existiendo gente que no muestra ningún efecto secundario, y otra, por el contrario, sí que los presenta. De igual modo, no todas las vacunas son iguales entre sí, siendo algunas no tan inofensivas como se piensa, conllevando una serie de riesgos.

Los efectos secundarios que aparecen después de administrar una vacuna, suelen ser leves o temporales, donde se destacan fiebre, dolor, enrojecimiento o hinchazón de la piel donde se ha vacunado.

En menor proporción, las vacunas pueden causar alergias y debilitamiento del sistema inmunológico, y en muy raras ocasiones los niños pueden sufrir convulsiones o colapsos circulatorios, los cuales, pueden provocarles lesiones físicas.

Hay que señalar que los efectos secundarios pueden empeorar si el niño se encuentra enfermo cuando se le va a poner la vacuna.

Teniendo en cuenta todo esto, si se tienen dudas, inquietudes o preocupaciones, lo más recomendable es consultarlo con el médico, y sopesar si merece la pena o no, vacunar a nuestros hijos.

COMENTARIOS: