Actividades
1525 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Gimnasia para bebés
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
3.2
(6 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

La gimnasia en el bebé es una práctica saludable para que aprenda no sólo a ser consciente de que su cuerpo no es un bloque, sino también que puede utilizar sus brazos y sus piernas para moverse y ser independiente.

El mejor momento para realizar la gimnasia será después del cambio de pañal, y nunca tras la comida ni antes de dormir, ya que el movimiento le pondrá muy activo y despierto.

Veamos a continuación una serie de ejercicios sencillos que podrás realizar con tu bebé, a modo orientativo.

Ejercitar los brazos

Túmbalo boca arriba y dile que se agarre a tus pulgares. Cruza sus brazos sobre el pecho y déjalos así durante unos segundos. A continuación, estírale los brazos hacia fuera. Este movimiento fortalecerá los músculos de los brazos y mejorará su respiración.

Ejercitar la cadera

Con mucho cuidado, dóblale las dos piernas al mismo tiempo, acercando sus rodillas a la barriga, y dejándolo así durante 10 segundos. Este ejercicio no sólo le proporcionará movilidad y flexibilidad a sus caderas, sino que también, y gracias a la presión ejercida contra su barriga, le ayudará a expulsar los gases.

Ejercitar la columna 

Esta posición, que divertirá tanto a tu bebé y que le ayudará a fortalecer su columna, no deberá practicarse en pequeños de menos de 6 meses. Sujétalo con mucho cuidado y mantenlo en esta posición sólo durante 2 ó 3 segundos.

Ejercitar las piernas

Como los bebés tienden a mantener las piernas casi siempre encogidas, para poder ayudar al tuyo a relajarlas, sujétale por los tobillos, estirando y flexionando sus piernas alternativamente, como si pedaleara en una bicicleta.

Ejercitar la espalda

Esta postura fortalecerá su espalda, sus brazos y su nuca, mejorando además su elasticidad. Para realizarla, pon a tu bebé boca abajo y levántale por las piernas durante unos segundos.

Ejercitar los pies

Sujeta el pie con una mano y pásale el dedo índice de la otra por la cara interna de los dedos. Esto provocará que tu bebé haga un movimiento de sujeción con sus deditos, ejercitando los músculos de agarre. Para que los relaje, acaríciale.

COMENTARIOS: