Familia
741 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Lactancia en Tándem: Mitos y realidades
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(2 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Por todos es sabido que los beneficios de la lactancia materna, no sólo en la alimentación y desarrollo del bebé, sino también en el vínculo que desarrolla con la madre, son incalculables. Ahora bien, ¿Qué ocurre cuando una madre que aún está dando el pecho queda embarazada de nuevo? Son muchas las madres que se plantean esta cuestión.

En los últimos años se han llevado a cabo numerosos estudios en torno a este tema, de entre los cuales destacan los de Madarshahian y Hassanabadi (Irán 2012), Ishii (Japón 2009), Aldabra (Iraq, 2013) y Ayrim (Turquía 2014). En este enlace podréis leer la investigación de la doctora estadounidense Hilary Flowers tras analizar los ya mencionados.

A muchas mujeres se les había metido el miedo en el cuerpo sobre posibles abortos provocados por dar de mamar estando embarazadas. La mala información y los pocos estudios que había sobre el tema veinte años atrás expandieron una serie de rumores que con el tiempo se han ido desmintiendo.

Los ERRORES más comunes fueron:

1. Algunas madres no producen leche suficiente: en todas las criaturas mamíferas es la cría la que controla la producción de leche, lo que hace prácticamente imposible que una madre “se seque” mientras está amamantando.

2.  La madre debe destetar de inmediato al hijo lactante si queda embarazada: eso es elección de la madre. Los estudios ya han determinado que no existe riesgo alguno ni para la madre ni para los bebés.

3. La lactancia en tándem puede provocar abortos o partos prematuros: en realidad el riesgo es el mismo tanto en una madre que esté dando el pecho como en otra que no lo esté dando. La profesora Lesley Regan, directora de la clínica St. Mary de Londres, quedó sorprendida cuando le sugirieron que podría haber algún tipo de conexión entre la lactancia materna y los abortos involuntarios. En los últimos años, la lactancia ha sido eliminada como causa de aborto, bajo peso del bebé o de parto prematuro.

4. Dar el pecho estando embarazada puede dañar el feto: se ha desmentido que el hermano mayor le “robe” al no nato los nutrientes. Conclusión: la lactancia en tándem es una decisión personal de las madres. Ciertamente se recomienda no detener la lactancia mientras el niño necesite los nutrientes, de modo que los profesionales no deberían de aconsejar un destete forzado sólo porque la madre se haya quedado de nuevo embarazada. Sólo se debería recomendar su detención o medidas preventivas en caso de verse efectos negativos.

En conclusión, podemos decir que la lactancia en tándem es una decisión personal de las madres. Ciertamente se recomienda no detener la lactancia mientras el niño necesite los nutrientes, de modo que los profesionales no deberían de aconsejar un destete forzado sólo porque la madre se haya quedado de nuevo embarazada. Sólo se debería recomendar su detención o medidas preventivas en caso de verse efectos negativos.

COMENTARIOS: