Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Pautas alimentarias para prevenir lesiones en jóvenes deportistas
Alimentación
2310 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Pautas alimentarias para prevenir lesiones en jóvenes deportistas
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(3 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Las lesiones musculares y articulares, así como sus posteriores recuperaciones, son la principal causa de descenso en el rendimiento deportivo, no sólo en adultos, sino también en adolescentes.

A este respecto, las principales causas de este tipo de lesiones radican en una mala preparación, tanto pre como post, así como una mala alimentación, ya que aunque parezca difícil de creer, ingerir unos alimentos u otros puede influir directamente en la aparición de lesiones, así como en los posteriores tiempos de recuperación.

• Dieta para un joven deportista

Centrándonos sólo en el aspecto nutricional, veamos a continuación algunas pautas alimentarias que deben llevarse a cabo en la dieta de un adolescente deportista, con el objetivo de prevenir, o bien, reducir los tiempos de cura de lesiones o molestias.

- Antes del ejercicio. La alimentación previa al ejercicio debe ser rica en hidratos de carbono compuestos: pasta, arroz, pan (mejor integrales) y patata cocida o asada, ingiriéndose dichos alimentos dos horas antes, acompañados por la toma de 2 ó 3 vasos de agua, bebidos a intervalos, de modo que no represente una sobrecarga para el estómago.

- Durante el ejercicio. Comer un plátano a bocados, cada 5 ó 10 minutos de ejercicio intenso, para mantener los niveles de potasio normales, combinándolo con un envase de dos litros donde se hayan exprimido 6 naranjas medianas, se haya enfriado con 6 cubitos de hielo, se le haya añadido una cucharada de fructosa y se haya completado la mezcla con agua.

- Después del ejercicio. Una vez concluya el ejercicio, se deberá beber agua o bebidas isotónicas diluidas al 50% con agua, además de ingerir yogur líquido o proteínas de suero de leche, también diluidas en agua.

En este caso, es recomendable beber zumo de frutas cítricas con fructosa y proteínas de fácil digestión durante la primera hora después de haber concluido el ejercicio, combinado con ejercicios de espiración e inspiración profundas y relajadas.

En cuanto a la alimentación seguida durante los momentos en que no se realiza ningún ejercicio, la dieta debe incluir unos determinados alimentos, y excluir otros:

- Alimentos a incluir. Los pescados azules, aún en conserva, los huevos, el pollo, el pavo, las frutas y las hortalizas, la pasta y el arroz con especias, así como el aceite de oliva crudo, no pueden faltar en la alimentación diaria.

- Alimentos a excluir. Los quesos curados, los fritos y los rebozados, la bollería, el chocolate, los embutidos y la mantequilla, así como las bebidas alcohólicas, incluida la cerveza, deberán suprimirse por completo de la dieta.

Por último, conviene recordar que, a pesar de estas recomendaciones, si se desea pautar una alimentación profesional para un adolescente deportista, es necesario acudir a un especialista en Endocrinología y Nutrición que practique la Nutrición Deportiva, quien elaborará estudios de constitución física (masa magra, masa grasa y contenido corporal de agua), proporcionado una dieta equilibrada en proteínas, hidratos de carbono y grasas.

COMENTARIOS: