Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Cómo detectar si tu hijo es hiperactivo
Familia
3980 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Cómo detectar si tu hijo es hiperactivo
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
5
(1 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Las madres y los padres somos los primeros en descubrir los problemas de nuestros hijos. En ocasiones nosotros somos los que nos damos cuenta que nuestros hijos suelen ser más nerviosos de lo normal o que se distraen con más facilidad. En ese momento nos asaltan las dudas si nuestro hijo o hija puede ser hiperactivo.

La hiperactividad suele ir unidad al trastorno por déficit de atención aunque este trastorno puede ir o no unido a ella. El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) es un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos, según lo definen en ADANA.

 

Síntomas de que nuestro hijo puede ser hiperactivo

Tenemos que tener claro que solo un especialista puede dar un diagnóstico certero. Pero algunos datos nos pueden ayudar a determinar si hay síntomas de que nuestro hijo puede ser hiperactivo.

1. No pueden permanecer sentados en situaciones que lo requieren.

2. Cuando están sentados, cambian de postura con frecuencia y mueven los pies y las manos constantemente.

3. Corren o saltan excesivamente en situaciones inapropiadas.

4. Tienen dificultad para jugar o divertirse en silencio o tranquilamente.

5. Suelen entorpecer los asuntos de los demás, tocan cosas que no deben.

6. Están siempre en movimiento, como si estuvieran con el "motor en marcha".

7. Hablan en exceso e interrumpen cuando los demás están hablando.

8. Suelen tener más accidentes de los normales.

 

Síntomas del déficit de atención

En muchas ocasiones el déficit de atención va unido a la hiperactividad por lo que tendremos que distinguir los siguientes síntomas:

1. Tienen dificultades para mantener la atención en tareas o en el desarrollo de actividades lúdicas.

2. Evitan comprometerse en actividades que requieren un esfuerzo mental sostenido.

3. Pueden tener problemas para priorizar las tareas, cometen errores por descuido en los deberes escolares y otras actividades, ya que no prestan suficiente atención a los detalles.

4. No parecen escuchar cuando se les dirige la palabra.

5. Se distraen con facilidad. Suelen dejar lo que están haciendo para atender a ruidos o hechos triviales.

6. Les cuesta seguir instrucciones u órdenes y no finalizan sus tareas.

7. Tienen dificultades para organizar sus tareas y actividades.

8. Son muy olvidadizos en sus tareas cotidianas.

9. Cambian continuamente el foco de atención, sin alcanzar nunca el objetivo final.

10. Pierden con frecuencia materiales necesarios para sus tareas como los lápices, los cuadernos y los juguetes.

 

Pero hay que tener claro que no tiene que tener déficit de atención o ser hiperactivo si tiene alguno de los síntomas. Observa a tu hijo por si tiene algún síntoma más. Pero si tiene varios de estos síntomas sería recomendable que acudieses con tu hijo o hija al especialista. Existen muchas asociaciones como la Fundación ADANA y la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad Feaadah donde ayudan a los padres a afrontar esta enfermedad y a buscar tratamientos y soluciones.

COMENTARIOS: