Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Manualidades infantiles paso a paso
Actividades
3020 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Manualidades infantiles paso a paso
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
4.3
(8 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Las manualidades para niños son un juego muy útil para desarrollar varias habilidades y para desarrollar la imaginación. En las etapas infantiles de entre 3 y 6 años y de entre 6 y 9 años, favorecen el desarrollo de la llamada psicomotricidad fina, es decir, la que se necesita para los movimientos de los dedos y manos.

Se favorece haciendo recortes, usando la cola para pegar papeles, colocando los materiales y coloreando. Entre los 3 y los 6 años desarrollarán sobre todo estas habilidades. En la etapa de 6 a 9 además mejorarán la coordinación, la precisión, habilidad manipulativa y la lateralidad, distinguiendo derecha e izquierda.

Las manualidades ayudan también a poner en marcha la imaginación infantil. Especialmente en la etapa de 6 a 9 años los niños y las niñas desarrollan una gran capacidad para imaginar historias, idear personajes y situaciones.

Las manualidades pueden ser una ocupación perfecta para una tarde de lluviosa y más si se hacen entre amigos.

Un juego de máscaras

¿Tiene en casa platos de cartón?, ¿algunas cintas o gomas, y rotuladores? Entonces puede hacer que una tarde de domingo se convierta en un apasionante juego de máscaras con sencillos platos de cartón.

En cada plato hacemos un par de orificios para los ojos. Después dibujamos la boca, la nariz del personaje que hayamos elegido... podemos añadir un bigote, con un poco de fieltro, hebras de lana o algodón. Lo mismo para las cejas de nuestro personaje. Haremos igual con otro plato de cartón y otros "complementos", como un poco de barra de labios, dibujaremos unas largas pestañas...

Podemos elegir cualquier otro personaje, humano o animal: si es un conejo, pegaremos dos largas orejas afiladas en la parte superior, si es un gato, podremos pegar unos palillos para simular sus bigotes, si es un león, echaremos mano de de hebras de lana para simular su melena... las posibilidades son casi infinitas...solo hacen falta unos pocos materiales: tijeras para niños, pegamento, fieltro, cartulinas, lana...

Después haremos dos orificios laterales para insertar una goma o lazo para ajustar la careta a la cabeza. Repartimos los personajes, y a partir de ahí, ¡a jugar! Seguro que surge una buena historia que interpretar con cuatros ideas que les demos a los peques, o que ellos mismos imaginarán...

COMENTARIOS: