Actividades
2867 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Planes para días lluviosos
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
4
(3 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Cuando llega el invierno y con él las temperaturas gélidas, tormentas, falta de luz... Casi todo nos da pereza, no se nos ocurre qué hacer con los niños, que no sea bajar al parque. En Educativo.es hemos pensado algunos planes para estos días.

El típico, ver una película. Podemos pasar una agradable tarde en familia disfrutando de alguna película que les guste. Tenemos dos opciones si nos apetece tomar el aire y dar un paseo, vamos al cine, que preferimos pasar la tarde calentitos en casa, pues alquilamos una película y hacemos unas ricas palomitas.

Para convertir una aburrida tarde de invierno en divertida, podemos hacer manualidades con los niños. Basta con materiales sencillos; lapices, rotuladores, pegamentos, tijeras, plastilina, papel reciclado...cualquier cosa que se nos ocurra sera bienvenido. Y en cuanto a qué podemos hacer, los tradicionales recortables, pintar un cuadro o hacer juguetes de plastilina, son siempre algunas opciones recurrentes y muy entretenidas.

Preparar una merienda con los niños. Normalmente entre semana no solemos tener tiempo para cocinar con los niños, una tarde de domingo puede ser una buena opción para hacerlo.

Tarde con los amigos. Ya que en invierno los días de lluvia abundan y las tardes en el parque escasean, los niños no quedan tanto para jugar con sus amigos como les gustaría, es cierto, que para nosotros traer niños a casa es un poco cansino, hay que estar pendientes de ellos, pero si lo hacemos de vez en cuando, los niños nos lo agradecerán. Podemos invitar a un amigo a casa y hacer alguna actividad con ellos, como jugar a los disfraces. Suele ser algo que les encanta y seguro que en el armario tenemos disfraces que han utilizado y podemos reinventar customizandolos con algún complemento nuevo.

Un plan que fomenta la imaginación de los niños y les suele motivar es idear una pequeña obra de teatro. Esto requiere un tiempo, se trata de escribir unos sencillos diálogos, decorar el improvisado escenario (que será su habitación o el salón), ensayarla, intentar que memoricen el diálogo y después representarla.

COMENTARIOS: