Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Deja que tu hijo aprenda a dibujar
Educación
2797 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Deja que tu hijo aprenda a dibujar
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
3.6
(5 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Puede ser un deseo que se convierta con el paso de los años en una profesión, quién sabe. En cualquier caso pintar es una actividad que todos los  niños desarrollan y que puede resultar más educativa de lo que piensan a veces los papás. Los niños no solo desarrollan una capacidad artística, sino que manifiestan su idea del mundo que les rodea a través de sus dibujos y desarrollan su imaginación. También es una actividad positiva para que desarrollen la motricidad fina y las habilidades de sus dedos y manos.

Etapas del dibujo infantil

Los niños empiezan a garabatear con lápices de colores muy pronto, a los 2 años. A medida que van desarrollando esta actividad van dando nombres a los objetos de sus creaciones artísticas infantiles. Con 4 años suelen dibujar a las personas de su entorno más cercano: papá y mamá, sus hermanitos, los abuelos, la seño, el perro...

Los dibujos van evolucionando cuando los pequeños artistas tienen  entre 5 y 6 años van añadiendo más elementos, como los brazos, las manos, el pelo. Son dibujos que resultarán ser una perfecta fotografía de cómo ve él o ella su entorno familiar: si los representa juntos o separados, si sonríen o no, si las figuras se dan la mano...

Entre los 7 y los 12 se refinan muchos los dibujos y las figuras pretenden ser ya tridimensionales.

Fomentar la habilidad artística

Los niños están realmente entretenidos pintando y coloreando, les encanta y son capaces de pasar un largo rato entre lápices de colores. Para fomentar este sencillo entretenimiento dispongamos en su habitación de lo necesario: papeles en blanco, lápices de colores, rotuladores, goma de borrar, sacapuntas, una papelera. Siempre son un buen recurso los cuentos para colorear y otros juegos y actividades en los que se deben aplicar a los lápices.

Es habitual, todas las casas con niños pequeños tienen alguna pared pintada, una vez que cogen los lápices, quieren pintar donde puedan. Existe un pequeño truco que es pegar cartulinas en las paredes de su habitación, cubriendo las paredes. Les debemos dejar claro que ahí sí pueden pintar "en las paredes". Al cabo de un tiempo las retiraremos, y mientras tanto esas cartulinas resultarán hasta decorativas!

COMENTARIOS: