Información y contenidos para Padres en Dibujos.net
Qué hacer si tu hijo se mete en las conversaciones de los mayores
Familia
5794 Lecturas
0 Comentarios
Atrás
Qué hacer si tu hijo se mete en las conversaciones de los mayores
Compartir en:
   Mensaje enviado correctamente
Enviar por E-mail:
Tu nombre:
Tu e-mail:
Nombre de tu amigo:
E-mail de tu amigo:
Tu mensaje:

Enviar
3
(9 votos)
Valora:
    Hoy ya has votado. Espera 24 horas para volver a valorar.

Hemos visto en muchas ocasiones cómo en reuniones de familia o en encuentros de adultos los niños no dejan de interrumpir con cualquier excusa. Preguntan, nos llaman, lloran... es un momento tenso para los padres, ya que se debaten entre atender la conversación y atender los requerimientos de los niños. Es un momento para educarles en el respeto.

Preparar el terreno

Los niños no saben los planes de sus padres si éstos no se los cuentan. Cuando tenemos previsto salir con unos amigos, o vienen a casa, o cuando hay una reunión familiar, hay que preparar el terreno. Avisaremos a nuestros peques de lo que va a ocurrir y también les explicaremos lo que esperamos de ellos en ese momento: que se queden jugando en su habitación, o viendo una película, o durmiendo. Les diremos también que hemos estado con ellos el resto del día y que cuando lleguen los amigos papá y mamá van a estar ocupados.

Por experiencia los padres saben que no todo resulta como estaba previsto. Si llegan e interrumpen la conversación con cualquier excusa tonta, no debemos dedicarles mucha atención y debemos decirles que nos ocuparemos más tarde porque no es urgente, o que cuando acabe la reunión veremos de qué se trata. Si les atendemos por cualquier motivo, los niños entenderán que no es necesario que ocurra algo especial para captar nuestra atención. El mensaje que debemos mandar es: "ahora no puedo, no te pasa nada, luego voy" y ser firmes.

La razón de sus interrupciones es porque ya pueden seguir conversaciones sencillas, son impulsivos y tratan de saber si los adultos están pendientes de él o ella. A partir de los 5 años saben que no está bien interrumpir y desde los 6 años puede olvidar la norma o eliminarla porque piensan que tiene algo importante que decir.

Cómo actuar

Por lo general no lo hacen con malicia, sino por impulsividad y porque no captan el ambiente. Deberemos ser pacientes. También podemos usar el pequeño truco de jugar a no interrumpir, hablando por turnos. También podemos establecer turnos de palabra en las comidas y en las cenas. Tampoco debemos ser nosotros quienes le interrumpamos, es un estilo de conversación que genera ansiedad y puede provocar retraimiento para hablar y tartamudez. Y debemos hacerle caso cuando hayamos terminado nuestra reunión, como le habíamos dicho.

COMENTARIOS: